¿Te llamamos?
91 594 88 00
Área cliente

30/11/2022 (actualizado: 30/11/2022)

Conducción de motos en invierno

 

Cuando empieza el invierno, algunos moteros guardan la moto esperando mejores tiempos para disfrutarla. Otros, en cambio, siguen conduciéndola porque son unos verdaderos apasionados de su moto y no tienen ningún problema para superar las inclemencias típicas del invierno. También están los que tienen la moto como herramienta de trabajo y necesitan seguir utilizarla en sus desplazamientos.

Así que, si por una razón u otra coges la moto, lo importante, antes que todo, es utilizar el sentido común circulando con mucha prudencia y llevar un equipamiento motero acorde a las condiciones meteorológicas que nos proteja del frío, la lluvia, la nieve, etc., así como unos neumáticos en buen estado y específicos para el invierno, para circular por carretera con la máxima seguridad.

 

Consejos para evitar accidentes con la moto en invierno

Es importante recordar estos consejos para evitar accidentes:

  • Conducir con mucha más precaución que en verano. Las distancias de seguridad tienen que alargarse, tanto con relación al vehículo que nos precede como con los que tenemos en los laterales.
  • La visibilidad es importante. El vaho se puede formar dentro del casco de la moto y eso dificulta mucho la atención, tendremos que evitarlo. También hay que darse cuenta de que, en caso de lluvia, los coches tampoco tienen mucha visibilidad no solo por la lluvia, sino también porque puede tener vaho también en las lunas. Nuestra capacidad para ver y saber maniobrar sin sobresaltos es importante, así como ser vistos por los que nos rodean para que no realicen ningún movimiento que pueda afectar a nuestra integridad. Necesitamos tiempo de reacción para evitar problemas. Hay que conducir con mucha precaución, mirando a todos lados y prever posibles maniobras bruscas de otros vehículos.
  • Las primeras lluvias son muy peligrosas para conducir una moto porque arrastran toda la suciedad depositada en el asfalto y la adherencia es mucho menor. Después, pasadas las primeras lluvias, el firme estará más limpio y la moto se agarrará algo mejor. La ciudad, con el firme mojado, se convierte en un verdadero peligro para las motos.

Las líneas blancas son especialmente traidoras y las hay por muchos lugares: separadores de carriles, pasos de peatones, rotondas, etc. Las salidas de las gasolineras se convierten en un terreno muy resbaladizo porque los coches pueden dejar rastros de combustible y en los semáforos también muchos coches dejan rastros de aceite, por eso se aconseja ponerse en un lateral del carril y no en el centro. Este peligro se hace extensivo a las alcantarillas y rejillas que abundan por las calles.

  • La revisión de los frenos es un elemento básico a tener en cuenta y al usarlo hay que hacerlo con el freno trasero porque con el delantero es muy fácil acabar en el suelo. Incluso con el sistema ABS de la moto, utilizar el freno delantero resulta complicado. 
  • Tampoco podemos olvidarnos de tener un seguro de moto. Viajar tranquilo es importante para disfrutar de la moto también en invierno.

 

Si utilizas la moto este invierno, ya sabes, mucho sentido común y, sobre todo, prudencia.

 

 

 

Fuente consultadas:

8 consejos para no mojarse en moto

Ruedas de moto para la lluvia

Conducir en moto con lluvia: 7 claves

    Nueva llamada a la acción

    ¡Suscríbete aquí!

    Últimos artículos

    Más leídos

    Nueva llamada a la acción