¿Te llamamos?
91 594 88 00
Área cliente

01/07/2022 (actualizado: 01/07/2022)

Pintar la casa con salud

 

De vez en cuando es bueno cambiar totalmente el aire del salón o de una habitación de nuestra casa y pintarla con unos colores que le den otro aspecto, darle un aire totalmente nuevo. Puede ser una buena opción porque si se tiene tiempo, y algo de gusto, es un buen entretenimiento. Cuando se hacen estas cosas de bricolaje por uno mismo resulta muy emocionante y altamente satisfactorio. Y si se nos apunta la familia, mucho mejor.

Si apostamos por la renovación y nos atrevemos a hacerlo nosotros mismos debemos tener en cuenta varias cosas:

 

Elegir los colores para pintar nuestra casa

La primera y más sencilla es la relativa a los colores. Si los elegimos bien crearemos una buena armonía en nuestro hogar. Si nos decantamos por los colores activos -amarillo, naranja, rojo y sus variaciones- estaremos apostando por las sensaciones positivas y extrovertidas.

Los colores pasivos, en cambio, transmiten frescor y paz, al ser más fríos. Son los azules, verdes, etc., que van bien para dormitorios y cuartos de baño.

Por último, están los colores neutros, que para muchos son la mejor opción porque transmiten tranquilidad y suavidad. Todo sea para que los colores nos refuercen nuestra salud mental.

 

Utilizar pinturas ecológicas en nuestra casa

Luego llega otra decisión mucho más importante, porque esa sí que tiene implicaciones en nuestra salud física. Llegado a este punto hay que hablar del COV, abreviatura de Compuestos Orgánicos Volátiles. Todos hemos sentido un olor fuerte cuando estamos en un lugar recién pintado: se debe a las sustancias que contienen las pinturas. Estas sustancias se convierten fácilmente en vapores o gases. Cuando queremos comprar una pintura es en lo primero que nos debemos fijar. Si tiene un COV 0 es que es respetuoso con el medio ambiente y con todas las personas. Estos compuestos volátiles, no podemos decir que sean peligrosos, pero en ciertas condiciones de aire pueden afectar a los ojos, y a los órganos respiratorios, entre otras molestias.

Para crear un sello de protección a las personas, se ha creado la etiqueta ECO LABEL que garantiza que todas las pinturas que la muestren en el exterior de sus botes son respetuosas con el medio ambiente y no afectan al estado físico de las personas que las utilizan o están en contacto con ellas.

Así, en vez de tener que mirar la ficha técnica de la marca de pintura o la letra pequeña del envase, al ver la etiqueta ECO LABEL sabremos de una manera fehaciente que es una pintura ecológica.

Cuando se pinta una casa con una pintura plástica convencional comienza a emitir COV desde el primer momento. Lo malo es que seguirá liberando estos compuestos volátiles durante bastante tiempo, por lo menos 5 años.

A la hora de renovar los colores de nuestra casa tenemos que escoger una marca que disponga de la etiqueta ECO LABEL para evitar posibles problemas de salud en nuestro hogar. Cada vez más marcas de pintura están fabricando de acuerdo a los criterios antes reseñados de anticontaminación y de salud para las personas para poder lucir la flor, que es la señal de identidad de la etiqueta en sus botes.

 

La tranquilidad es algo que todos queremos en nuestra casa, no solo con los colores, sino también con los materiales que empleamos, que deben ser respetuosos con el medio ambiente y no perjudiciales para nuestra salud.

 

 

 

Fuentes consultadas:

decoracion2.com

truesens.com

materialesecologicos.es

Nueva llamada a la acción